domingo, 20 de mayo de 2012

¿SACAR DINERO DE LOS BANCOS? ¿PROBLEMA FISCAL?


A finales de 2008, tras el estallido de la grave crisis financiera que llevó a muchas personas a retirar grandes cantidades de dinero de los Bancos, preparé un informe en el que comentaba el peligro fiscal de tener ese dinero escondido en casa o en una caja de seguridad. Comentaba que ese peligro fiscal sería mayor porque la Ley 4/2008, de 23 de diciembre, había suprimido la obligación de pagar el Impuesto sobre el Patrimonio (estableciendo una bonificación del 100%) y también la obligación de presentar declaración por dicho Impuesto, que era una declaración que podía servir a los contribuyentes como un medio de prueba importante para acreditar ante la Administración Tributaria el origen y existencia de ese dinero en efectivo y reducir así el peligro fiscal.
El tema vuelve a estar de actualidad porque muchos ahorradores se están planteando retirar su dinero de los Bancos (por la creciente incertidumbre económica y financiera, por la nacionalización de Bankia, por el miedo al corralito) y porque el Impuesto sobre el Patrimonio ha sido restablecido en España, en principio sólo para 2011 y 2012, pero serán muy pocas las personas obligadas a presentar declaración (con carácter general las que tengan que pagar por tener un patrimonio neto superior al mínimo exento de 700.000€ sin contar la vivienda habitual hasta 300.000€ y las que no tengan que pagar, por ejemplo por residir en una Comunidad Autónoma como Madrid o Baleares que lo han bonificado al 100%, pero que tengan bienes y derechos con valor superior a 2.000.000€).
Pues bien, las personas que decidan retirar dinero del Banco y que no tengan obligación de presentar declaración por el Impuesto sobre el Patrimonio deben ser conscientes del riesgo fiscal que están asumiendo. Tal y como se comentará más adelante, el problema fiscal no es tanto sacar el dinero del Banco sino el cómo y cuándo aparece de nuevo.

Actualización 29/5/2012: Ver más abajo posibles soluciones para evitar ese riesgo fiscal (fotos del dinero que decidimos guardar en casa sobre un periódico o acta notarial o certificación del Banco, para acreditar numeración de los billetes y la fechas en que obran en nuestro poder)

El Impuesto sobre el Patrimonio siempre ha tenido para Hacienda una importante función censal y de control del Impuesto sobre la Renta, pero esa función puede ser aprovechada por los contribuyentes obligados a presentar declaración, que hasta 2007 eran muchísimos más que ahora (el mínimo exento era 108.000€). Así, una persona que presta dinero a otra, o que pone a otra en su cuenta bancaria como cotitular, o que decide retirar dinero del Banco para llevárselo a casa o para meterlo en una caja de seguridad, puede y debe emplear la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio, cuando esté obligado a presentarla, para explicarle a Hacienda que tiene un dinero prestado, o que el dinero depositado en una cuenta bancaria es todo suyo aunque figure a nombre de varios titulares, o que sigue teniendo determinada cantidad de dinero en casa o en una caja de seguridad. El reflejo de esas circunstancias en la correspondiente declaración del Impuesto sobre el Patrimonio puede servir, junto a otros medios de prueba, para evitar que Hacienda considere como donación un préstamo o la cotitularidad de una cuenta bancaria, o que conside ganancia y obligue a tributar sobre el dinero que vuelve a aflorar al cabo de un tiempo o sobre el dinero prestado cuando es devuelto, o también para evitar pagar Impuesto sobre Sucesiones si fallece un cotitular de una cuenta bancaria que no es el titular real del dinero.
Como no ha existido obligación de presentar declaración del Impuesto Patrimonio de los ejercicios 2008, 2009 y 2010, y serán muy pocos los contribuyentes que tendrán que presentarla en 2011 y 2012, conviene ser muy cuidadosos a la hora de formalizar y documentar ese tipo de operaciones.
Así por ejemplo, las personas que, por temor a perder sus ahorros, hayan retirado o retiren dinero de los bancos para guardarlo en casa o en cajas de seguridad, tienen que ser conscientes del riesgo fiscal que asumen si esa situación se prolonga durante mucho tiempo. Si una persona retira 100.000€ y pocos meses después ingresa la misma o similar cantidad, sería creible que se trata del mismo dinero. Sin embargo, si ese dinero permanece más tiempo escondido y no se va reflejando en ninguna declaración del Impuesto sobre el Patrimonio, por no existir obligación de presentarla, al aparecer de nuevo podría Hacienda discutir su procedencia y obligar a tributar sobre el mismo en el Impuesto sobre la Renta como un incremento no justificado de patrimonio.
De la misma manera, las personas que hayan prestado dinero o que hayan puesto a otros como cotitulares de sus cuentas, sin intención de donar, conviene que documenten muy bien tales operaciones (por ejemplo, con documentos o contratos pasados por Hacienda), o que las regularicen (quizás volviendo a la situación anterior). Con ello, se pueden evitar serios problemas con Hacienda, o con las herencias si fallece cualquiera de las personas implicadas.

Palma, 20 mayo 2012
Alejandro del Campo Zafra
Abogado-Asesor Fiscal
www.consultingdms.com

Actualización 29/5/2012:
Para poder probar a Hacienda que el dinero que saco hoy del Banco es el mismo que meteré en el Banco en el futuro: 
-hacer fotos del dinero que decidimos guardar en casa sobre un periódico del día en que lo hemos sacado del Banco (por ejemplo, El Mundo del 29/5/2012), de forma que se vea la numeración de los billetes y la fecha de periódico (una foto con 20 billetes de 500 euros acredita la tenencia de 10.000 Euros)
-si se decide volver a ingresar el dinero en un Banco, por ejemplo  pasados seis meses o un año y medio, hacer fotos del mismo dinero sobre un periódico del día en que se ingrese el dinero (por ejemplo, El País del 30/12/2013), mostrando que se trata de los mismos billetes.
Esta posibilidad podría no ser suficiente pues Hacienda podría considerar que un dinero obtenido ahora se ha fotografiado, ahora, sobre un periódico antiguo, y que no se trata del mismo dinero retirado del Banco hace algún tiempo.



También se puede recurrir a actas notariales o certificaciones del Banco (si nos las quieren hacer), para acreditar numeración de los billetes y la fechas en que obran en nuestro poder.


Te invito a utilizar los comentarios para dejar tu opinión en este artículo. Si te ha gustado esta publicación y no quieres perderte ninguna otra, sígueme a través de Twitter, suscripción por email, ..... ¡Gracias!

11 comentarios:

  1. Buenos días Alejandro, entonces se tendrían que hacer dos fotos. Una el día que se sacan del banco, y otra también el día que los ingresemos en el banco...Antonio Juan

    ResponderEliminar
  2. Si menos sepa la hacienda de mi y de mi dinero,prefiero tener en mi casa y no ingresar a los bankos,asi nunca sabran cuanto tengo y punto.

    ResponderEliminar
  3. ley noseque blablablabla.... noseque blablabla.. basura, todo basura y MONTON DE MIERDA que nos ha puesto el Gobierno y los Parasitos de Hacienda encantadisimos¡¡ claro que si, porque mientras les ampare la ley ellos tienen que sacar tajada de todo.. de TODO'¡¡ Morirse en España no es gratis, claro que no.. porque tus hijos si quieren reclamar una herencia tendrán que pagar antes, si tienes dinero en casa guardado por miedo a que esos chupasangres culpables de la crisis la caguen bien,... todo inventando y todo a favor de esos sinverguenzas hijos de pu...

    ResponderEliminar
  4. En una cuenta corriente en la que somos cinco titulares, si hay un titular de dicha cuenta fallecido hace 18 años, ¿ ha preescrito el bloqueo de su parte correspondiente y pasaria a los demas titulares los cuales son hermanos, y el fallecido estaba soltero y sin hijos?.
    ¿Y se podría quitar de la cuenta puesto que murió hace 18 años ?
    ¿ Nos podría poner algun tipo de inconveniente el banco despues de haber pasado tanto tiempo del fallecimiento de ese titular ?

    ResponderEliminar
  5. Hola:
    Para que el Banco acepte quitar a la persona fallecida de la cuenta y permita al resto disponer libremente del dinero, se le tendrá que acreditar al Banco quienes son los herederos (si no hay testamento se tendría que hacer una declaración judicial de herederos) y se le tendrá que acreditar también que esos herederos han presentado declaración por el Impuesto Sucesiones, aunque sea sin pagar nada por prescripción.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. El problema no es Hacienda, que lo es, ya que se podría justificar de una manera u otra la procedencia, el auténtico y grave problema es cuando cambian los formatos o diseño de los billetes. Ahora, el mes que viene, comienza el cambio de los billetes de 5 euros y a continuación el resto. Ese artilugio legal ha sido empleado desde siempre por todos los Estados para que aflore el dinero oculto y de paso aumentar las reservas de los bancos centrales con los billetes y monedas "olvidados" en cajones y libros. Ahí si que puede estar el meollo de la cuestión.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Yo lo que quiero saber es si saco 3500 euros de mi cuenta para prestárselos a un familiar, tengo que justificarlo a hacienda?

    ResponderEliminar
  9. y si alguien va sacando de manera progresiva, es decir un mes 30.000 otro 20.000 pasado un par de meses 30.000 y posteriormente 1000 mensuales y ahora necesita ingresar 76.000 para la compra de un piso ¿en que le puede afectar? el dinero fue sacado por miedo a lo ocurrido con las cajas de ahorros pero los reintegros estan todos detallados en la cartilla de ahorro. gracias

    ResponderEliminar
  10. Hola Alejandro. Si en 2006 se hizo una operación mercantil y se cobró un dinero (bastante) que se sacó del banco entre 2008 y 2012. Si esa persona ha fallecido, se puede declarar ese dinero en la herencia sin peligro de que Hacienda te abra una investigación por considerar que eran capitales ocultos? Repito que es una operación mercantil escriturada y se puede rastrear el camino que ha seguido el dinero hasta que sale del banco. Gracias.

    ResponderEliminar
  11. Siguiendo el mensaje anterior, decir que estando dispuestos a pagar el Impuesto de Sucesiones, me parecería confiscador que te giraran una liquidación complementaria por IRPF del fallecido.

    ResponderEliminar